lunes, 24 de junio de 2013

Ponte los zapatos de tacón y taconeaaaaaaaaaaaaaa...

Hola a tod@s!!!!!!
Bienvenid@s a esta nueva entrada de mi blog. Hoy voy a tratar un tema que me apasiona y que es tan importante para la humanidad como el oxígeno o que los yogures empiecen a regalar cortinillas de cabello postizo con las docenas de sabores a fruta: LOS ZAPATOS.

Lo ideal en esto es plantearse la compra (o robo, según lo chunga que seas), de zapatos en plan nueva rica. Cada vez que salgas a la calle compra un par, sin pensar, solo actuando, como si te dedicases a la política.

Pero claro, muy pocas pueden actuar de esta manera (y todas manejan el dinero público de nuestro país y tienen unas tetas de silicona fabulosas y se dan baños de queratina en el vello púbico a nuestra salud, todo ello comiendo caviar y brindando sin parar). Los demás, los que debemos ser conscientes y cuidadosos con nuestro presupuesto en trapitos y demás, hemos de desarrollar nuestra inteligencia y actuar desde la lógica, a la hora de adquirir zapatos.

Y he aquí cuando nos asalta la duda: CÓMO ELIJO LOS ZAPATOS?
En primer lugar voy a darte un consejo (y gratis): en la zapatería no dudes en estar un rato con los zapatos nuevos andando, por la tienda, observando como te quedan en los espejitos que suelen haber a nuestra disposición y, principalmente, comprobando que no te llenan los pies de estigmas, heridas, úlceras y demás. Por supuesto BE HONEST! y pide tu número!!!!! Si gastas un 45 ese es tu número, que no te de vergüenza. Unos pies grandes dan mucha estabilidad y con los trozos de uña que te cortes siempre puedes hacer preciosos mosaicos en tonos marfil verdoso para tus amigas.



Y en segundo lugar: LOS EXPERIMENTOS CON GASEOSA. Si no tienes experiencia con zancos de 40 centímetros de tacón y un kilo y medio de plataforma, no lo intentes, déjalo para las profesionales del transformismo y las estripers. No quieras pasar de bibliotecaria a reina por un día (de los polígonos), de manera traumática.
Vamos a ponernos en un suponer (adoro la expresión), tienes un evento: inauguración de una tienda, apertura de un sobre, otra frutería en tu barrio, una ultraconservadora se ve envuelta en un escándalo con chulos de la Europa del Este y muchos kilos de "drogaina",... Acudes a tu Marypeace más cercano y te compras unos estiletos de color naranja con corazones fucsia y tacón amarillo flúor. Perfecto, eres atrevida, muy bien. Yo no soy quien para juzgarte, Naty Abascal se encargará de ti cuando acabe con la vida de la que retoca las portadas del Hola! con el "fotochof" (todas acaban como si las hubiesen operado en una peluquería). Yo te recomiendo lo siguiente: mete en tu bolso tiritas, una crema refrescante para las piernas por si la cosa va a durar varias horas y PILLATÉ UNOS ZAPATOS MÁS CÓMODOS PARA CUANDO VAYAS AL AFTER. Aquello suele ser tierra de nadie y todas van el plan destrozón, a nadie le importará que ya no huelas a perfume y si a perro mojado.

De todas formas, para lo que viene siendo la vida diaria de las personas humanas hay que optar por la comodidad con una poquita de diseño. Sumando sumando pasamos muchas horas utilizando los pinreles y no debemos maltratarlos, que luego llegas a la ancianitud y los tienes como un cuadro cubista después de que un lince afile sus garras en él.
Conceptos a tener en cuenta:
- ser consciente de tu estilo.
- ser fiel a tu estilo.
- pensar con que prendas lucirás (mis lectoras no visten, LUCEN), los zapatos.
- cuidado con ir demasiado plana.
- cuidado con llevar los pies demasiado sueltos.
- cuidado con los zapatos que nos traspiran o transpiran o trasvisten, que no se muy bien como fucking se dice.

Si eres más usuaria del zapato tipo FUNCIONARIA DE IZQUIERDAS Y NACIONALISTA, busca cosas como estas:







Tras la pequeñísima demostración visual hay que dejar claras varias cosas. En general no "esterilizan" la pierna. Quedan geniales con las prendas de esa marca que copia a otra que copia a un ilustrador catalán muy famoso (hace años). Son cómodas cuando sales a media mañana a tomarte el café del almuerzo y aprovechas para ir de tiendas y volver a la oficina a las 16:00 porque has recordado que te dejaste en tu mesa el libro de poemas que sujetas en el bus para que piensen que eres una chica leída y profunda.

Por otra parte, si tu rollito es más de FUNCIONARIA DE DERECHAS MUY MUY ESPAÑOLA, estos pueden ser algunos ejemplos aplicables para ti y tus juanetes:






Me encantan las chicas de colegio privado con aficiones "interesantes".

De nuevo, vuelven a ser cómodos. No "esterilizan" la pierna, excepto los últimos, y dejan absolutamente claro al resto de personas humanas que los fines de semana sales a navegar en tu yate, aunque vivas en Alcorcón y seas fan de Ana Botella. También son muy útiles para aprobar recortes y no tener remordimientos a pesar de que gente que te apoyó con su voto ahora tenga que hacer trucos de magia para llegar a fin de mes mientras tu te tocas la pepitilla al ritmo de los últimos éxitos del grupo SIEMPRE ASÍ (todo muy patriota).

Por último encontramos los zapatos que hay que comprar si estás LOCA DEL COÑO Y TIENES UN GRAN AFÁN POR SER EL CENTRO DE ATENCIÓN:








Aquí la comodidad se va a tomar aire fresco. Aquí no cuenta la de metros que tengas que andar con ellos, ni si en tu columna se están formando varias hernias discales, NO QUÉ VA! Aquí cuenta lo travestí que puedes llegar a ser y sentirte. Lo mamarracha que eres. Lo modeeeeeeeeeeeerna que eres. Eso sí, haz el favor de hidratarte los talones no vaya a ser que por fijar la atención en tus pinreles, las personas humanas descubran que en las grietas resecas de tus pies se puede guardar una trompeta y algunas partituras.

Como conclusión a toda esta peripecia, aquí van varias reflexiones:
- zapato de igual color a media, pierna más larga.
- zapato de diferente color a media, pierna más corta.
- zapato con pulsera al tobillo, efecto retención de líquidos.
- zapato con muchas tiras-adornitos-florecitas-lacitos-unicornios-purpurina, efecto pie muñonero.
- zapato con mucho tacón pero sin práctica luciéndolos, efecto "CLARA acaba de levantarse de la silla de ruedas y da sus primeros pasos".
- zapato muy plano con mucha piel a la vista y sin pedicura, efecto marranas al poder.
- zapato sucio, efecto NO SALGAS DE CASA.
- zapato con tacón sin la tapa, efecto "ya llegó el cuadro flamenco".
- zapato de colores-estampados atrevidos, poca vida útil.
- zapato de colores neutros y cobardes, mucha vida útil.
- zapato "bota de verano", nadie se cree esa mierda.
- zapato de plástico, efecto "haz tu propio queso en casa".

Y hasta aquí mi entrada de hoy. Como siempre me niego a hablar de ninguna marca en concreto hasta que no empiecen a hacerme regalos o a pagarme.

Os quiero, os adoro y mi vida no tiene sentido sin vosotras, como cuando se me acaba la crema reafirmante de muslos.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...